martes, 4 de mayo de 2010

Yo también necesito el derecho a imaginarme


Yo también quiero tener el derecho a imaginar el mundo que viene, lo necesito. Aunque la mayoría del tiempo esté a gusto a pesar de estar amordazado, de vez en cuando me entra un picor que no puedo aguantar. Rasco y rasco mientras pienso en capitalismo, comunismo, educación... me sale sangre de alegría. Alegría de darme cuenta que soy una persona, igual que el que ideó toda esta maquinaria tan pesada que es a la vez liviana como para no darnos cuenta de que existe. Quiero tener el poder de cambiar las cosas o por lo menos de proponerlas. Quiero respeto, igualdad, educación en valores. Quiero vivir en una sociedad en la que triunfe el mejor pero teniendo las mismas oportunidades, que nos sentamos afortunados de vivir y con fuerza para afrontar lo que nos viene. Quiero que demos gracias a ningún Dios por las herramientas que nos ponen en las manos y que luchemos con ellas para que todo vaya a mejor. Quiero periodistas agita-conciencias, profesores de niños críticos, quiero gente que quiera ser eso, quiero tantas cosas que lo único que puedo hacer por ahora es intentar decírtelas para que entre todos hagamos algo. Quiero tener el derecho a imaginar mi mundo y a transmitírtelo a ti y sobre todo, quiero que un día sea verdad.

2 comentarios:

Lisístrata dijo...

los que no andamos entre las cotas de poder sentimos en común contigo a poco que pensemos un poco, pero sabes que pasa, que como diría el maestro Nietche, habría que transvalorar todo los valores, vamos, habría que destruir este sistema y hacer otro nuevo, restituyendo tantas cosas arrancadas y represaliadas de nuestra propia naturaleza por ese irresponsable poder que nos dura y, aunq con distintos maquillajes, se perpetua eternamente en connivencia con la religión, cualquier religión y, por eso, en tu siguiente post (hoy en verdad me alegro porque te has prodigado por esta tu casa)te sigo expresando mi opinión... (por opinión, opinable, claro)

Juan Antonio Cañero dijo...

Yo que siempre me he considerado una persona a la que no les gusta los cambios radicales y las cosas a lo revolucionario sin cabeza veo que la única vía posible que queda para mejorar algo el asunto es acabar con todo y volver a empezar desde una base buena. Lo malo es que no se con qué sistema, a pesar de que en la asignatura de Historia del Pensamiento Político le estoy poniendo nombre a muchas de las ideas y recibiendo algunas que no tenía. Creo que si soy capaz de estudiar un poco más allá de lo que no están enseñando en clase voy a cometer la obscenidad de proponer yo mi sistema político porque creo que habrá alguna forma de llevar a cabo los ideales anarquistas en un mundo poblado de personas hijas de puta (perdona mamá no va por ti ni por ninguna madre en particular)como somos la mayoría que necesitan ser controlados un poquitín. Creó que la clave está en la educación así que si soy capaz de estudiar más de política, economía y educación propondré algo, aunque está la cosa mu chunga jejej

Por cierto María muchas gracias por expresar siempre tu opinión y de la forma que lo haces, le das mucha alegría al blog, pero también quiero decirle a toda la gente que me dice en la calle "estuve a punto de comentar tu blog pero es que me da cosa" que se animen, que quiero escuchar lo que piensan de estos temitas, así que nada.

Un saludito y mil gracias

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Mi Megáfono by Juan Antonio Cañero is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Based on a work at mi-megafono.blogspot.com.