martes, 23 de junio de 2009

Vuelta a la tortilla vasca

Por fin en Euskadi se le está dando la vuelta a la tortilla. Ya costaba trabajo seguir tragando el olor a quemado que se desprendía de la base mientras que la otra cara, aunque a la vista, seguía sin cocerse, mientras que el huevo y la patata no pasaban a formar la unidad sólida que la hace tan apetitosa.

Son ya muchos años tratando dos realidades, que en verdad son una, de forma tan desigual. Los cocineros que llevaban adelante el avío, se concentraron demasiado en permitir que solo una parte pudiera coger forma. Esta parte es la formada por etarras, abertzales, cómplices… que con el beneplácito de la sociedad, unos por interés y otro por auténtico terror, podían campar a sus anchas llevando a cabo todas las acciones que servían a su “lucha política”.

La otra parte mientras tanto seguía dispersa, los partidos democráticos discutían entre ellos, los ciudadanos de a pie temían mostrar su rechazo a la barbarie en público, las víctimas seguían sufriendo….

Pero es normal que el fuego de la cocina actúe a lo largo del tiempo. Aunque sea a un fuego de 40 años, las llamas queman y eso es lo que le ha pasado a ETA y a su entorno. Después de tanta amenaza, tanta bomba lapa, tanto tiro en la nuca, es normal que se pierda el referente. Es lógico que si las manos de sus ideólogos, que los movilizaban a la lucha contra el “opresor estado español”, están ya tan manchadas de sangre, sus escritos no sean tan legibles y se pierda el norte hacia donde ir, el porqué de tanta “víctima del conflicto vasco”.

Ya quema que unos terroristas sean llamados héroes, sean gudaris; que la foto de un etarra encarcelado este colgada en las Casas de la Cultura de los pueblos; que a unos vándalos que queman autobuses, se les llame “jóvenes de la izquierda abertzale”. Somos lo que hablamos y llamar “de izquierdas” a unos desalmados que recortan libertades, a lo único que puede llevar es a su autoafirmación como “héroes luchadores por Euskal Herria”.

Pero a pesar de todo, el fuego es listo. Mientras quemaba a estos, cocinaba lentamente la parte de arriba, a base de palos, pero los unía. El pacto de Ajuria Enea, el Espíritu de Ermua, Basta Ya, las marchas por las calles, la cooperación policial con Francia, la entrada de un lehendakari no nacionalista… Lentamente la cohesión ha sido tan fuerte que hoy, la tortilla está perfecta para darle la vuelta.

Lamentablemente se ha necesitado otra muerte más, la muerte de un gudari, Eduardo Pérez, que luchaba contra la opresión fascista y coartadora de libertades de ETA. Ahora su foto aparece colgada en todas las televisiones y esperemos que en las Casas de la Cultura vascas para recordar su trabajo. La izquierda abertzale (EA y ELA) ha condenado este atentado y toda la violencia que se use en nombre de la aspiración a la independencia; y esta vez, para lo que han utilizado los autobuses es para sumarse a las miles de personas que han recorrido las calles de Bilbao en homenaje a Eduardo.

Creo que sí, que le hemos dado la vuelta a la tortilla de un rotundo ¡Basta!

1 comentario:

Lisístrata dijo...

Sólo me vine a tu blog a desearte suerte para el examen de esta tarde pues me dijo tu mare q en el q te di energías nos sacastes un "peasso" nota. ASí pues aquí estoy de nuevo, he hecho un paréntesis en la BURROcracia, y con tu mare q la tengo al lado nos tomamos un recreo pa canalizar todas las energías positivas en la prueba de esta tarde.

No me esperaba un artículo nuevo. Muy bien plasmado lo que se ve tan claro desde siempre, pero por evidente no quita q sea a la vez difícil de expresar. Lo q pasa en toda historia de represión tiene como denominador común el miedo y el terror. A veces para enfrentarse a sistemas de terror no basta con ser valientes, tb hay en ocasiones q llegar a la temeridad, de ahí las víctimas.

un abrazo de tu mare y mio.

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Mi Megáfono by Juan Antonio Cañero is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Based on a work at mi-megafono.blogspot.com.